Un taller para aprender a dar primeros auxilios a bebés y niños

El Instituto Uruguayo de Lactancia Materna llevará dará un curso este jueves 26 de abril
A los niños les gusta correr, ser curiosos, investigar y practicar distintas actividades. Esto provoca que en ocasiones los pequeños tengan accidentes domésticos. No todos los padres saben cómo actuar en un momento así y en general se lo toman con mayor preocupación de la que deberían.

Por ello, el Instituto Uruguayo de Lactancia Materna (Iulam) invita a participar del "taller de primeros auxilios para bebés y niños" a cargo de la pediatra Matilde Maqueira. Se realizará este jueves 26 de abril a las 19:00 horas en el Pocitos Plaza Hotel.

Maqueira explicó a Padres Hoy que el taller está dirigido para padres, abuelos y personas allegadas a niños. "Son nociones de primeros auxilios". Se habla sobre "traumatismos, quemaduras y golpes". Tiene como objetivo "brindar información útil para saber cómo reaccionar ante un atragantamiento, quemaduras y enfermedades frecuentes", expresa el comunicado de Iulam.

También se tratarán temas de signos de peligro en situaciones comunes, como las infecciones respiratorias en invierno o las diarreas en verano.

Este es el tercer año que se lleva a cabo y se realiza dos o tres veces por año. Por primera vez, se dejará de lado la modalidad charla para incorporar la práctica, ya que cuentan con un maniquí de lactante para enseñar la respiración boca a boca. El maniquí tiene un sensor que indica cómo se está haciendo.

Preocupaciones frecuentes

En instancias como estas, una de las consultas más frecuentes se relaciona con el traumatismo de cráneo. Los padres se preguntan si lo dejan dormir o corre peligro al hacerlo. Sin embargo, la experta recomienda que sí hay que dejarlos dormir, pero es necesario chequearlos cada cuatro horas durante 12 horas. En caso de tener dudas consultar en la emergencia.

Por su parte, cuando un niño se lastima "los padres creen que hay que hacer mucho más de lo que en realidad se debe hacer". Por ejemplo, si un niño tiene una quemadura de primer grado en el dedo, basta con poner la zona quemada bajo agua. "Algunas de las recetas que se comentan pueden ser más contraproducentes", agregó la doctora.

Es necesario tener cierto conocimiento para atender a un niño en caso de emergencia. Los niños pueden hacerse una simple lastimadura, pero también pueden tener un paro cardiorespiratorio en un caso extremo.

"Para los que estamos con niños o bebés, saber qué hacer es muy valioso porque se puede llegar a salvar una vida en un caso extremo", concluyó la pediatra.


Comentarios