Los deberes, una lucha

Lidiar con el momento en que los niños hacen los deberes puede volverse una lucha para los papás. En el tema de hoy, algunos consejos.

Hoy tocaremos un tema que a todos los papás en algún momento les dio más de un dolor de cabeza; los deberes y lo que esto implica. Tantas veces no sabemos cómo lidiar con el momento, con el razonamiento y hasta con la conducta que debemos tomar como adultos para inculcarles de buena forma a los más pequeños la importancia de los deberes.

¿Es frecuente que los niños se resistan a hacer los deberes?
No hay números oficiales al respecto, pero la verdad es que es que sí, cada vez estamos viendo mayor resistencia en los niños, las consultas de los padres cada día son más frecuentes sobre a lo que respecta al tema. Igual cabe destacar que la mayoría de los niños terminan haciendo los deberes. Pero pareciera que hoy la regla del mínimo esfuerzo esta cada vez más en boga. Los papás relatan las dificultades para iniciar el proceso de los deberes, para terminarlos, como así también hacerlo de forma independiente.

¿Qué es lo que deben hacer los padres, cuál es la actitud correcta?
Bueno, la exigencia de los padres hacia los chicos si debe estar, siempre y cuando sea una exigencia adecuada, hoy en día tenemos un problema entre los adultos, porque a veces se dan casos de hiper-exigencia, y otras por el contrario una hipo-exigencia en menos, eso es un trabajo que los adultos debemos verificar. Ahora bien, se supone que los deberes es un trabajo que mal o bien, está regulado por la maestra, entonces ya sabe que es lo que se le puede exigir al niño, ahora cuando nosotros le estamos exigiendo al mismo, le estamos transmitiendo algo así como: "yo sé que lo podes lograr", estoy transmitiendo un convencimiento al niño de que lo puede lograr, por eso para nosotros exigir es valorar, porque si yo exijo de forma adecuada estoy valorándolo al niño diciéndole tu podes.

¿Cuál sería entonces la actitud correcta en esos casos?
Animar, alentar, estar presentes pero no sentarse al lado proveerle al niño, de los materiales, las herramientas, de un espacio más adecuado, quizás ayudarlo a organizar su tiempo, en que momento del día es mejor hacer los deberes.

¿Cuándo es un buen momento para que hagan los deberes?
En realidad si es bueno descansar un poquito después del colegio, pero no mucho, y generalmente lo que recomendamos es que no se prendan los televisores, porque esos son estímulos audiovisuales muy rápidos, que eso hace que el niño cambie de canal, es decir, de sintonía en cuanto a su estado psicológico, decimos esto porque el pequeño venía con la cabeza metida en lo que estaban dando en la escuela, y al momento de tomar contacto con lo audiovisual, pierde el enfoque de lo que continuaba reteniendo y procesando en su mente acerca de lo aprendido. Pero como dijimos anteriormente tampoco es bueno que los haga inmediatamente después de llegar a la casa, como así tampoco antes de acostarse.

Una cosa que ayuda mucho es que cuando el niño este haciendo los deberes, que los papás estén haciendo alguna tarea relacionada al tema es decir; si el niño está realizando una tarea que tenga que ver con letras, bueno que el papá de repente este leyendo o el diario, o un libro, como así también puede ser; cuando el niño este haciendo tarea sobre matemáticas, el padre este sacando alguna cuenta de la casa o algo relacionado con los números pero relacionándolo a él no al hijo, eso ayuda a que el niño se dé cuenta de que lo que está haciendo, le va a ayudar en un futuro en tareas cotidianas.

¿Y qué pasa en el caso contrario cuando uno no está encima, no exige?
Esa puede ser una estrategia bastante interesante, claro que puede estar para consultas, pero muchas veces los papás quieren evitarle al niño la experiencia de la vergüenza o el estrés de ir a la clase sin sus deberes, pero en realidad un poco de "ducha de realidad como decimos nosotros", colabora para que el niño viva las consecuencias de sus elecciones, no decimos que eso suceda siempre, porque si es así se debería trabajar en ello, pero que alguna vez el pequeño decide y viva la consecuencia mala no está mal.

IMPORTANTE:
1- Cada vez más se hace frecuente en los niños, la resistencia a realizar los deberes escolares.
2- Es por eso que se recomienda, que sean supervisados por los adultos, aunque no obstante no exigidos, darles un poco de espacio, pero mantenerse cerca por alguna consulta o por simple supervisión.
3- Lo ideal, o más adecuando es proporcionarle al pequeño, no solo los materiales sino también algún espacio en donde él se sienta a gusto para esos momentos de concentración.
4- Un buen momento para que realicen los deberes, sería un rato después de que lleguen del colegio, no inmediatamente porque es necesario que descansen.
5- Es importante que si el pequeño está realizando alguna tarea en particular el adulto que lo acompañe este haciendo lo mismo pero con un fin propio, así el niño se da cuenta y valora lo que está haciendo para su futuro.


Populares de la sección