Estudio demostró que comer un huevo al día mejora la salud de niños malnutridos

Según la OMS, cerca de 155 millones de menores de cinco años tiene atrofia en el mundo

Un estudio científico de la Universidad de Washington en St. Louis (EE.UU), realizado en Ecuador con la colaboración de la Universidad San Francisco de Quito, descubrió que comer un huevo al día puede colaborar con que niños malnutridos alcancen una estatura y un peso normal.

Según citó BBC Mundo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cerca de 155 millones de infantes menores de cinco años tienen atrofia. La mayoría proviene de países con ingresos bajos y medios.

Lo que les sucede a estos niños es que son demasiado bajos para su edad, teniendo como una de las principales causas la malnutrición. Otros factores influyentes pueden ser algunas infecciones y enfermedades infantiles. Y en los primeros dos años de vida cualquier tipo de atrofia en el desarrollo físico puede ser un problema irreversible.

La investigación liderada por la especialista en nutrición infantil Lora Iannotti, que se llevó a cabo en 2015 con la población rural de la provincia de Cotopaxi, determinó que el consumo de un huevo al día por parte los niños con dichos problemas de nutrición puede ser beneficioso.

Cotopaxi, una zona montañosa en el centro de Ecuador, tiene una de las cifras más altas de retraso en el nivel preescolar, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de 2011-2013.

Según informó la BBC, en dicha comunidad existe un 42% de prevalencia de atrofia intergeneracional en los menores de cinco años, frente a la media nacional del 25%.

En el estudio participó un total de 160 niños de entre seis y nueve meses. A 80 de los niños se les dio un huevo por día durante seis meses y cocinado de distintas maneras. La otra mitad, no tuvo ninguna intervención nutricional.

El estudio de Iannotti, titulado "Los huevos en la alimentación complementaria y el crecimiento" acaba de ser publicado en la revista especializada Pediatrics.

Como resultado obtuvieron que disminuyó un 47% la incidencia de la atrofia en los niños que habían consumido huevo. En suma, el peso por debajo de lo normal descendió un 74% con dicho consumo.

"Y lo que es genial es que son algo muy asequible y muy accesible para las poblaciones que son particularmente vulnerables a las hambrunas escondidas o a las deficiencias nutricionales", dijo Iannotti.

"El huevo es un complemento alimenticio bueno y nutritivo que puede ser introducido como parte de una dieta equilibrada una vez que la madre decide iniciar la introducción de alimentos sólidos. Nunca antes de los cuatro meses", explicó la experta en nutrición del Colegio Real de Pediatras y Salud Infantil de Reino Unido, Mary Fewtrell.

Por su parte, la OMS recomienda que haya una alimentación exclusiva con leche materna hasta los seis meses.

La investigación, titulada "Los huevos en la alimentación complementaria y el crecimiento", fue publicada recientemente en la revista especializada Pediatrics.



Populares de la sección