Dar cariño a bebés de madres adictas los ayuda a terminar con abstinencia heredada

20 de 1.000 recién nacidos padecieron el síndrome de abstinencia neonatal en 2015, cifra que aumentó un 250% desde el 2000

Según el Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas, cada 25 minutos nace un bebé con síndrome de abstinencia neonatal. De igual forma, el Consejo de contención de costo de los servicios sanitarios de Pensilvania concluyó que casi 20 de 1.000 recién nacidos enfrentaron problemas de abstinencia en 2015, por lo que aumentó 250% desde el año 2000.

Uno de los métodos más utilizados en Estados Unidos en el proceso de rehabilitación de estos bebés es el "abrazo voluntario". Varios estudios demostraron que abrazar y acurrucar a bebés de madres con adicciones tiene un efecto positivo en los niños. A su vez, este proceso iría acompañado de cánticos o susurros de expresiones dulces hacia el bebé.

Según informó BBC Mundo, muchos recién nacidos pasan semanas en el hospital alejados de sus padres, mientras los van deshabituando gradualmente de los medicamentos a los que fueron expuestos. Es decir, asisten a programas de rehabilitación.

Mary Ann Malloy, jefa de enfermería de la unidad de cuidados intensivos neonatales en el Centro Médico Einstein en Filadelfia, expresó a la BCC que "estos bebés necesitan sentir amor, contacto humano y una voz suave para consolarlos cuando sienten dolor".

Los bebés sufren de síndrome de abstinencia neonatal (SAN), debido a que sus madres consumían analgésicos y drogas como la heroína o metadona. Según la jefa de enfermería, es difícil cuando llegan a un punto que están inconsolables, pero los voluntarios ayudan a que no lleguen tan lejos y los cargan ante el primer gemido.

Los síntomas pueden variar dependiendo de qué tomaba la madre, pero pueden verse representados a través del llanto excesivo, fiebre, irritabilidad, respiración rápida, convulsiones, trastornos del sueño, temblores, vómitos y sudoración.

Tener voluntarios disponibles para abrazarlos también reduce tanto la cantidad de medicamento que los bebés necesitan y la duración de su estancia en unidades neonatales, señalan los médicos.

En Estados Unidos el reclutamiento de "abrazadores" se ha vuelto una práctica muy extendida, con el fin de ayudar a los niños vulnerables. Esta medida fue utilizada por algunas instituciones desde la década de 1980 para tranquilizar y ofrecerle calor humano a bebés prematuros y los nacidos de madres adictas. Sin embargo, la cantidad de bebés con síndrome de abstinencia neonatal fue creciendo en EE.UU

¿Qué pasa con bebés de adictas en Uruguay?

Isis tiene diez meses y es la cuarta hija de una joven de 29 años adicta a la pasta base y a otras drogas. Las dos niñas más grandes viven con su abuela, mientras que la tercera fue dada en adopción. Al enterarse del nacimiento de Isis, una de las tías de la joven adicta se ofreció a adoptarla.

Lourdes López (42) le propuso a su pareja llevar a cabo la adopción y no tuvo inconvenientes en el proceso. "Una adopción normal te lleva 3 o 5 años, pero por ser familiar directo e ir reclamarla me la dieron", afirmó. Actualmente tienen la tenencia, pero aún no han tramitado el cambio de apellido, ya que es un proceso largo.

ISIS.bmp
Isis, hija adoptiva de Lourdes
Isis, hija adoptiva de Lourdes

Isis se mudó con Lourdes y su familia cuando tenía cuatro meses, en julio de 2016. Anteriormente, estuvo internada dos meses por desintoxicación por abstinencia en el Pereira Rossell desde su nacimiento. Como se dijo, los hijos de adictas sufren la falta de la droga o medicación en sus cuerpos. Luego de estos dos meses de rehabilitación, vivió por un mes en el INAU.

La bebé nació con un peso más bajo de lo normal, con 2 kilos y 200 gramos. Cuando fue adoptada por su tía abuela, le mandaron complementos como a cualquier niño que no recibe lactancia materna. En el INAU nunca le aconsejaron darle abrazos, como demuestra el estudio presentado, para tranquilizar su ansiedad.

Una vez instalada en su nuevo hogar recibió visitas de asistentes sociales y psicólogas semanalmente por un tiempo. Hoy en día, se encuentra con un peso dentro de lo normal y come las cantidades necesarias. A pesar de eso, pediatras reconocen que va a ser chica debido a que es muy inquieta y nerviosa. "Por suerte no salió afectada y va a poder ser una niña totalmente normal", acotó Lourdes.

Isis y Bruno
Isis con Bruno, hijo menor biológico de Lourdes
Isis con Bruno, hijo menor biológico de Lourdes

Isis va a cumplir su primer año el próximo 3 de abril. "Ella reclama más cariño de lo normal y si la agarra un extraño no la pasa bien. Incluso la pediatra nos dijo que no iba a aumentar solo con la comida, sino con el amor que le damos", dijo López.