Adolescente español crea robot para que explore Marte

La NASA le dio el segundo premio en la Feria Internacional de Ciencia y Tecnología en Ingeniería Mecánica

Joel Romero, estudiante español de 16 años, fue elegido por la NASA para explorar Marte, al presentar un prototipo de robot que recorrería el planeta manejado por un control remoto.

Según informó El País de Madrid, ganó el segundo premio de la NASA en Ingeniería Mecánica durante la Feria Internacional de Ciencia y Tecnología de Intel (Intel ISEF), una de las más importantes del mundo para estudiantes no universitarios.

Ya el año pasado había ganado una beca para entrar en el programa Joves i Ciencia de la Fundación Catalunya- La Pedrera, donde le ofrecían estancias en el extranjero por la realización de artículos científicos. "Había un programa en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), cuna de la tecnología. Era mi sueño ir allí".

Este año, ingresó al instituto Francesc Xavier Lluch i Rafecas (Vilanova i la Geltrú, Barcelona) con la fabricación de una mano biónica. La diseñó con unos amigos y le sirvió de fuente de inspiración para el proyecto ganador.

Finalmente, surgió la idea del robot a raíz de que vio la película Avatar. "La vi y pensé: ¿por qué no aplicar esta tecnología para —igual que en Avatar se controlan cuerpos biológicos— poner cuerpos robóticos en Marte y controlarlos por láser como hace la Estación Espacial Internacional? Así los astronautas pueden empezar a hacer cosas sin estar en la superficie de Marte", contó a El País.

Según explicó, desde la Tierra controlar un robot lleva 20 minutos por la distancia que hay hasta Marte. Por ello, "la clave era poner una nave espacial en órbita para que la señal tardase menos de un segundo en llegar. Así, si muevo el robot desde la nave, se mueve en la superficie".

Para la realización de este proyecto, contó con el apoyo de su tutora María José Hellín, que lo ayudó a calcular mecánicas orbitales y a ubicar la nave espacial en el lugar correcto.

Para componer el prototipo primero pasó por los circuitos básicos y sensores, y luego imprimió las piezas con una impresora 3D para montar el robot.

Al recibir este premio se convirtió en el primer español en recibir un Special Award. "Yo, que iba con un prototipo low cost, con motores de tres euros cuando había gente con proyectos de laboratorio, no me esperaba ganar nada. Vinieron los de la NASA a hablar conmigo y eso para mí fue suficiente", confesó.

A su vez, el adolescente sigue buscando junto a su tutora lograr que el robot extraiga agua de Marte que permita convertirse en energía y retroalimentarse sin necesidad de pesadas baterías.


Populares de la sección